Pequeña historia sobre el lado por el que circulamos

En la Edad Media no circulaba casi nadie. Si se cruzaban dos carruajes o un jinete y un carro, se solía preferir continuar por el lado izquierdo del camino, ya que se tenía al otro viajero en el lado derecho donde la mayoría de las personas eran diestras, por lo que la espada era empuñada con la mano derecha y era mejor moverse a la izquierda para estar listo a usar ese brazo.

Normalmente se mantenía la espada envainada a la izquierda, protegida de los posibles oponentes y de paso se evitaba golpear accidentalmente a las personas, con la empuñadura del arma envainada, mientras caminaban.

Los peatones pertenecían a las capas más pobres, por lo que debían ceder a los más encumbrados, caballeros o comerciantes, el lado izquierdo del camino y conformarse ellos con el derecho.

Con el transcurso del tiempo se mantuvo la idea de una íntima conexión entre la pertenencia a la alta sociedad y el circular por la izquierda.

La Revolución francesa de finales del siglo XVIII varió radicalmente esta costumbre. Los revolucionarios extendieron con singular crueldad la noción de igualdad entre todas las clases sociales. La nobleza francesa no deseaba ceder sus privilegios en ningún caso, pero tampoco, para evitar poner en peligro sus vidas, deseaban distinguirse. Por eso las clases privilegiadas se atuvieron a las consignas del líder de la Revolución, Maximilien de Robespierre (1758-1794) y se cambiaron al lado derecho de los caminos.

Napoleón Bonaparte (1769-1821) se ocupó, gracias a sus campañas, de que sus carruajes atravesaran toda Europea ocupando el lado derecho de las calzadas.

A partir de 1800, cuando se comenzaron a dictar normas de circulación de vehículos, los británicos trataron de imponer su criterio y todas sus colonias fueron adheridas a las normas de Gran Bretaña. Por esa razón, India, Indonesia y en general todas las colonias británicas del sureste asiático y Australia, más las colonias africanas, establecieron el tráfico por el lado izquierdo. Egipto fue la excepción, porque ese país fue conquistado por Napoleón, convirtiéndose en Dependencia Británica y no colonia.

En Japón se circulaba por la izquierda aunque no fue colonia británica, norma que comenzó muchos años atrás y fue oficializada en 1872, cuando se construyó el primer ferrocarril con tecnología británica, a la que siguió la construcción de una red de tranvías. Años después, en 1924, la circulación por la izquierda se convirtió en ley.

conduccion_mano Durante los primeros días de la colonización de América del Norte, los británicos llevaron su norma de circulación por la izquierda. Pero, a raíz de la independencia, para darles la contra a los ingleses con quienes deseaban cortar todo vínculo, comenzaron a circular por la derecha. Esto causó gran beneplácito entre los miles de inmigrantes de otros países europeos, que en cierto modo también influyó en la toma de la medida. La norma de circulación por la derecha se firmó en Estados Unidos en 1792 y se convirtió en ley en 1804.

En el Dominio de Canadá la norma usada era la británica y por tanto la circulación era por la izquierda, pero en los territorios dominados por los franceses se circulaba por la derecha.

En Europa, poco a poco los países fueron cambiándose también a las normas de circulación por la derecha. La ley portuguesa de circulación, se extendió a todas sus colonias. En Italia el estándar cambió de la circulación por la izquierda a la derecha en 1890, pero las ciudades con tranvías antiguos los mantuvieron como estaban, es decir, mientras los carros a motor circulaban por la derecha, los tranvías lo hacían por la izquierda. Finalmente, en 1920 se oficializó la circulación por la derecha en toda Italia. En 1923 se inauguró la gran autopista Milán-Lagos de Lombardía de 130 km de longitud.

Los suecos se incorporaron en 1967 a las costumbres de circulación del resto del continente.

En Austria hubo tambén un tiempo de enorme confusión: sólo en algunas de sus regiones se acogieron realmente a circular por la derecha, en contra del resto del país que no había sido realmente ocupada por Napoleón y donde siguieron utilizando la parte izquierda de los caminos. Todavía en 1920, en el paso de montaña del Arlberg había que cambiar de sentido de circulación hasta que, finalmente, el gobierno instauró la circulación por la derecha en todo el territorio.

En España tampoco nos libramos de la confusión. Hasta 1930, en España no había una regulación del tráfico. Barcelona circulaba por la derecha, pero Madrid lo hacía por la izquierda, ciudad que se cambió a la derecha en 1924, seis años antes que se oficializara la norma de circulación.

Fuente: ¿Porqué se circula por la derecha?

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s


%d bloggers like this: